Formación y crecimiento espiritual según el camino agustiniano

Somos el Centro de Espiritualidad – Agustinos (CEA), obra de evangelización de la Provincia Agustina del Perú, como respuesta al deseo de brindar a nuestras comunidades, colaboradores, estudiantes, familias y fieles, formación en la espiritualidad agustiniana, legado común que proviene de Dios para servicio de toda la Iglesia y del mundo.

Reproducir vídeo

Valores que generan cambios

Carisma Agustiniano

Buscamos a Dios en comunidad hoy desde la tradición agustiniana.

Unidad en la diversidad

Dialogamos con la realidad comprendiendo nuestras diferencias.

Amistad

Nos comprometemos y trabajamos para crecer juntos.

Gracia y Mediación

Desde un corazón agradecido, amados por Dios, amamos al prójimo.

San Agustin de Hipona

Nuestro padre espiritual

Su experiencia religiosa no ha dejado de iluminar la mente y el corazón humano, sobre todo en épocas de cambio como la nuestra. Su pensamiento centrado en Cristo, su servicio eclesial, su espiritualidad del corazón, su diálogo con las culturas, mantienen hoy su original vigor y anuncio del Dios que es Padre, y que con su Amor obra la unión de todos como hermanos en Cristo.

Un caminar hacia Dios

Agustín de Hipona fue un hombre como tú. Muchos le han llamado, “el primer hombre moderno”. Otros lo aprecian por su sabiduría y lo consideran un gran intelectual y escritor. Pero lo más apasionante de él es su experiencia de Dios, la cual tiene mucho que decir a nuestros corazones que, aunque débiles y desgarrados, aman y buscan la Verdad.

Encuentro con Dios: conversión cristiana y monástica

Casi hacia la mitad de su vida, su búsqueda encontró al Dios que lo buscaba. Así, él decidió, progresivamente, dejarse encontrar y permitirse experimentar, desde lo más profundo de su corazón, la gracia de Dios Misericordia. Desde su conversión y bautismo, puso todos los medios al servicio de un proyecto de vida monástica con sus amigos.

Servicio a los hermanos

Sin embargo, llamado por el pueblo de Dios y agradecido con Él, puso su corazón encendido y su mente iluminada al servicio de todos. Amó la comunión y el diálogo. Fue un gran predicador y escritor, experto al adecuar a varios públicos el mensaje de salvación. No se calló a Cristo; ¿cómo hacerlo cuando es el anhelo de todo ser humano?

Legado

A lo largo del tiempo, sus libros y su pensamiento no han dejado de inspirar a otros. Pero en particular, su legado espiritual representa una riqueza para muchas comunidades religiosas y una fuente para responder a muchas cuestiones actuales.

Obras que trascendieron

La doctrina cristiana

Exposición de las verdades fundamentales del cristianismo y de un método para interpretarlas y enseñarlas correctamente.

Las confesiones

Agustín relata y ora su conversión a la luz de las Sagradas Escrituras, realizando una doble confesión: de alabanza a la Trinidad por su Misericordia y de los propios pecados.

Las confesiones

Meditación teológica y espiritual acerca del misterio trinitario, que se desprende de los contenidos más profundos de la fe católica (Biblia y credo) acogidos por la razón humana

La ciudad de Dios

Ante el evento dramático del saqueo de Roma (410) y las críticas al cristianismo, Agustín ofrece una legitimación histórica y escatológica del amor cristiano.

Somos parte de la Provincia Nuestra Señora de Gracia del Perú

Fundada en 1551, tiene una historia notable de servicio pastoral, misionero, y educativo en Perú y en el continente. Actualmente su presencia en Lima, Chiclayo y Chosica implica una labor pastoral y educativa en cuatro parroquias y cuatro colegios.

Conoce más sobre la espiritualidad agustiniana

Para seguir a Cristo en la comunidad eclesial, la familia agustiniana cuenta con una espiritualidad que se construye a partir del ejemplo y magisterio de San Agustín, y de la tradición propia de la Orden Agustina. En distintos tiempos, lugares y culturas, muchos religiosos, sacerdotes y laicos han alimentado su vida cristiana cultivando los siguientes elementos fundamentales de la espiritualidad agustiniana: